El árbol del conocimiento y las disciplinas filosóficas

Siguiendo con la idea de preparar nuestro terreno mental para la siembra filosófica, hoy vamos a echar dos rápidos vistazos: uno, a la historia del conocimiento y, con ella, a la de la filosofía (occidental); el otro, al barullo de nombres de disciplinas que conforman la filosofía. Sigue leyendo

Tipos de saber o cuántas maneras tenemos de conocer

Si en la publicación anterior repasábamos algunos conceptos básicos sobre el conocimiento, en este vamos a echar un rápido vistazo a los tipos de saber que actualmente distinguimos y que, representan los diferentes caminos que nos ofrecen conocimientos para orientarnos en la vida y comprender la realidad.

Sigue leyendo

Conceptos básicos sobre el conocimiento y un trabalenguas kantiano

La filosofía viene preocupándose desde la antigüedad por el origen, los procesos, la forma o los límites del conocimiento. Muchos filósofos trataron de elaborar teorías que dieran respuesta a esta problemática, pero para poder abordar algunas de esas teorías, necesitamos tener claros algunos conceptos básicos.

Sigue leyendo

Qué busca un filósofo o la naturaleza de la filosofía

Si el filósofo no busca molestarnos, o por lo menos no lo hace de forma gratuita, ni busca hacernos perder el tiempo o marearnos la cabeza, ¿qué es lo que busca?

Sigue leyendo

Tres resortes que necesitamos activar para filosofar

Pues por aquí dejo el segundo vídeo de la serie “Filosofía para principiantes”, un poco más comedido que el anterior, pues he tratado de sintetizar en unos pocos minutos tres piezas absolutamente claves para despertar al filósofo/a que ya somos.

Sigue leyendo

Dime cómo educas y te diré qué cosecharás (III y fin)

school-jokes-wallpaper-1366x768

Hoy cerramos la serie sobre los “estilos educativos” básicos que representamos a la hora de educar, con el modelo negligente/indulgente (laissez-faire). Hasta ahora hemos visto el estilo autoritario (aquí), opuesto al que veremos hoy y el estilo democrático (aquí), que trata de mantener el equilibrio entre los otros dos, o por lo menos esta será la conclusión a la que llegaremos por ahora. Sigue leyendo

Dime cómo educas y te diré qué cosecharás (II)

c4f7f34e-534b-41c2-a6d5-04cb20132e7b_x400

Visto el estilo democrático (aquí) de educar, hoy nos vamos a centrar en el llamado estilo autoritario.

Como recordatorio, decir que en esta serie de artículos solo trato de señalar la importancia de tomar consciencia sobre la gran responsabilidad que supone afrontar nuestro papel como educadores, perfilando los tres modelos básicos que solemos representar cuando asumimos ese rol (padres, madres, docentes) y, tratando de desentrañar las consecuencias de cumplir con uno u otro estilo (teniendo en cuenta que no son compartimentos estancos y que puede ser que el nuestro sea una mezcla de los tres básicos).

Recuerda, además, que hablo desde mi experiencia personal como profesora (por lo que me referiré al alumnado), aunque la información nos puede interesar a todos.

Dicho esto, veamos qué significa esto de tener un “estilo autoritario” a la hora de educar:

Sigue leyendo

Dime cómo educas y te diré qué cosecharás (I)

299H

Pienso que todos, en cierta forma, educamos, pues ejercemos influencia sobre los demás, queramos o no, sea de forma consciente o inconsciente. Educamos con nuestro ejemplo, con lo que decimos, de la misma manera que los demás ejercen influencia en nosotros, aunque no queramos, aunque no nos demos cuenta, con lo que hacen, con lo que dicen.

Sigue leyendo

El dedo acusador

contradicciones2

El otro día en clase pedí a los alumnos que trataran de dar respuesta a la pregunta sobre si debe haber o no límites éticos en las investigaciones científicas. Debían escribir en un trozo de papel un sí o un no, acompañándolo de al menos una razón que apoyase su postura y tenían, además, que añadir un ejemplo. Tenían que intentar ser todo lo claros y concisos que pudieran. Sigue leyendo

La pereza, animal de compañía

erik-jan-leusink-104677

El otro día en clase, pedí a los alumnos que escribieran una lista de cualidades que creyesen tener y una lista de cosas que querrían mejorar. Era un ejercicio que proponía el libro de texto de la asignatura de Ciudadanía que imparto en 3º de la ESO (13-14 años).

El ejercicio pretende trabajar la importancia del conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos, la construcción de la identidad y el concepto de autoestima.

Sigue leyendo