La importancia de la pregunta o por qué los filósofos somos tan molestos

No, no me he vuelto loca… Solo le he cogido gusto a esto de hacer vídeos ¿didácticos? y quiero aprovechar mientras me duren las ganas, las ideas y las posibilidades de hacerlo. Además no quiero ahorrarme compartirlo contigo, aquí, en este blog.

Sigue leyendo