Conceptos básicos sobre el conocimiento y un trabalenguas kantiano

La filosofía viene preocupándose desde la antigüedad por el origen, los procesos, la forma o los límites del conocimiento. Muchos filósofos trataron de elaborar teorías que dieran respuesta a esta problemática, pero para poder abordar algunas de esas teorías, necesitamos tener claros algunos conceptos básicos.

La relación entre un objeto que se conoce y el sujeto que conoce, la diferencia entre objetivo y subjetivo, la disputa entre los sentidos y la razón como fuente de conocimiento y los grados de conocimiento que distinguió I. Kant, un filósofo alemán del siglo XVIII, son algunas de las cosas de las que te hablo en este vídeo y que nos pueden venir muy bien para empezar a explorar el camino del conocimiento.

Pero a partir de esta información, que puede parecer obvia, no solo podemos adentrarnos en las teorías de otros, sino que podemos empezar a observar cómo jugamos nosotros mismos en ese tablero de juego al que llamamos conocimiento.

Por ejemplo, si conseguimos entender el trabalenguas de Kant, en el que distingue las opiniones de las creencias y del auténtico conocimiento, podemos tratar de observar e identificar hasta que punto, nosotros mismos, tomamos por verdad lo que muchas veces es solamente una opinión, o cómo nuestras creencias, que no dejan de ser ideas, pueden orientar nuestras vidas, aunque muchas veces no sepamos ni de dónde las hemos sacado…

Te dejo la transcripción del trabalenguas, aunque puedes encontrar el texto en la obra de I. Kant: Crítica de la razón pura:

» La opinión es un tener por verdad con conciencia de que es insuficiente tanto subjetiva como objetivamente. Si solo es subjetivamente suficiente y es, a la vez, considerado como objetivamente insuficiente, se llama creencia. Finalmente, cuando el tener por verdad es suficiente tanto subjetiva como objetivamente, recibe el nombre de saber. La suficiencia subjetiva se denomina convicción (para mí mismo); la objetiva, certeza (para todos)»

Sobra decir que podríamos dedicar un sin fin de vídeos solo para pensar sobre esta cuestión de las creencias o sobre qué es la razón, pero de momento la idea es preparar el terreno para poder meternos, más adelante, en el frondoso jardín de la filosofía.

Mientras tanto, al final del vídeo te dejo una pregunta que trataré de responder la próxima vez: ¿De cuántas maneras conoces?

Te animo a responder, preguntar, sugerir, comentar… dar tu opinión, compartir tus creencias o ilustrarnos con tu conocimiento en los comentarios.

 

 

 

Cuéntame tus impresiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s