Sacándole jugo a junio

Hoy voy a intentar escribir la entrada de la semana desde un lugar diferente a mi escritorio. Acabo de dejar al pequeñajo al que cuido casi cada tarde y hace un día tan maravilloso de sol y brisa, que la primera terraza que me he encontrado me ha llamado casi por mi nombre y me ha ofrecido un café bien rico.

¿Había dicho ya que soy una adicta al café? ¿Y al azúcar?… Bueno, este post no va de adicciones, va sobre las aventuras en las que se mete una filósofa como yo.

Se avecinan meses intensos y emocionantes. Cuajados de planes y buenos propósitos.

Cuando se construye una casa, se cavan profundas zanjas en el terreno y se llenan de cemento. Lo demás puede ser de mayor o menor calidad, más o menos bonito. La casa puede ser de una planta o puede ser un rascacielos. Puede no tener ventanas o ser toda ella de cristal. No importa. Si no hay buenos cimientos todo se vendrá abajo.

Con los sueños pasa lo mismo. Puedes recrearte en lo que vas a hacer, en cómo lo vas a disfrutar y lo feliz que vas a ser si se cumple. Puede que se te ocurran mil ideas que harían de tu sueño algo más grande de lo que en un principio proyectaste, pero primero toca cavar zanja.

No es algo nuevo esto que digo, pero por alguna razón humana, cuando tenemos un sueño nos cuesta creer que puede cumplirse, aunque pienso que en realidad lo que nos cuesta es arremangarnos y empezar a picar el suelo.

Ignoro de qué depende que las personas tengamos sueños tan diferentes. Desde el que sueña con ser piloto de carreras hasta la que sueña ser madre, pasando por el que quiere pisar la Luna o escribir un libro, el mundo está lleno de sueños, de anhelos, de cosas por hacer, de capacidades que desarrollar.

¿Qué determina que a unos les guste el futbol y a otros la cocina? ¿Por qué yo soy feliz mientras camino y mi padre lo es cuidando su huerto?

No lo se, pero por si todavía no había quedado claro con las pistas que he ido dejando durante los dos escasos meses que llevo en este camino, estoy implicada en la labor de cimentar mi sueño, basándome en cuatro pilares que sostienen mis intenciones:

– Me importa darle a la filosofía el valor que tiene.
– Me preocupa la educación.
– Me encanta caminar.
– Me mueve el deseo de compartir.

Teniéndolos bien presentes, empiezo el mes de junio (este próximo fin de semana), con un viaje a Granada para asistir a un encuentro educativo que es fruto de la unión del trabajo de dos asociaciones preocupadas por la dignidad y los derechos de los niñ@s: la Asociación de Francesco Tonucci (APFRATO) y la Asociación Crearmundos.

La razón de ser de este encuentro es la reivindicación del derecho a la autonomía, a la participación y al juego de esas personas que, aunque todavía son pequeñas, son piezas fundamentales de nuestra sociedad y nuestro futuro.

De momento no digo más porque aún no sé qué me voy a encontrar allí. Solo dos detalles: sé de la presencia de un Consejo de Infancia que ha tomado decisiones y coordinado el evento haciéndolo posible, cosa que me admira y sorprende gratamente, y de la presencia de personas muy potentes que dedican su vida a poner freno a la inercia de ese sistema educativo que tenemos y con el que nadie está conforme.

El hecho de compartir estos días con gente a la que tengo mucho cariño, con la que me divierto y de la que aprendo, evidentemente, también tiene su peso para que tenga tantas ganas de este fin de semana.

A la vuelta, continuaré con las actividades filosóficas que tanto placer me dan. Actualizaré la agenda de actividades en breve, mientras tanto te lo resumo:

I Café con Filosofía en la Cafetería de la Universidad de León el miércoles 10 a las cinco de la tarde. Como siempre, propongo un tema, idea, concepto o cuestión, y en este caso será: ¿tenemos tod@s un talento especial?

IV Café con Filosofía en el Bar Belmondo (León) el miércoles 17 a las nueve de la noche. Si hace buen tiempo, que es de esperar que sí, es posible que podamos hacerlo al aire libre, aprovechando la terraza y los magníficos ventanales abiertos del local. En esta ocasión, el concepto/objeto de diálogo será la “amistad”.

II Café con Filosofía en la Cafetería Amelie (León). Todavía no sé la fecha, solo sé que el tema a tratar será la “belleza”.

Taller de Artestima en el Festival Metrópoli que todos los años se celebra en Gijón en el recinto de la feria de muestras. En este caso la actividad es para gente de entre 9 y 12 años. Será el sábado 27 de junio a las siete y cuarto de la tarde. Ya os he hablado de este taller porque lo realicé otra vez hace un tiempo con gente mayor de edad, pero por si no lo recuerdas, la idea es descubrir que persona/je eres y cómo te quieres a ti mism@ a través de la creación de un álbum y el diálogo basado en la metodología de Filosofía para Niñ@s.

Y por supuesto, aquí me tienes si quieres probar la consulta filo o me quieres proponer hacer algún proyecto.

Como no me quiero extender mucho mas por hoy (sobretodo porque me tengo que ir pitando a la catedral para ver la cuelga alcayatil de la semana, que por lo visto es interactiva), solo te adelanto que estoy planeando salir a caminar durante tres meses, en los cuales intentaré sobrevivir con lo mínimo, intentaré practicar la filosofía e intentaré hacer algo parecido a lo que hace el gran equipo de Bikecanine: recaudar fondos para donar a algún proyecto educativo… Pero aún está todo en el aire…

3 pensamientos en “Sacándole jugo a junio

  1. Pingback: Echar a andar | Filosofía Útil

Cuéntame tus impresiones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s